Guatemala se queda sin candidatas presidenciales

democracias.com

democracias.com

Investigador Independiente
La revista digital Democracias es un espacio dedicado al análisis de los procesos políticos de la región latinoamericana. Presenta el mundo visto a través de los ojos del millennial, convirtiéndose en amplificador de las ideas disruptivas de esta generación. El principal objetivo es propiciar el debate público de las ideas, al contraste de argumentos, y la deconstrucción de los conceptos preestablecidos

Por Luis N. Quintanilla

Luis es Historiador, maestrando en Gestión Pública. Investigador independiente en temas políticos, electorales, formas de gobierno e historia política. Salvadoreño radicado en Guatemala. Coordinador de Procesos Académicos UdeOnline de Guatemala. Lector, escritor, pragmático y escéptico.

Luis N. Quintanilla | Historiador

Como si lo hubiésemos sacado de un thriller político, en menos de una semana Guatemala se ha quedado sin las primeras tres opciones presidenciales, Thelma, Zury y Sandra.

Las primeras dos ya están fuera de la contienda electoral, con la tercera se ha iniciado todo un proceso político-judicial que podría dejarla fuera en los próximos días (o no).

La campaña política dio inicio el pasado 18 de marzo, y desde entonces ha comenzado a escribirse una verdadera novela política. Me gustaría iniciar presentando la primera encuesta de la campaña, lanzada por la Fundación Libertad y Desarrollo, y realizada por CID Gallup. Los datos son los siguientes:

La encuesta del 11 de marzo de 2019 ponía en el top de la tabla a las candidatas de la UNE, del Movimiento Semilla y de Valor, todas mujeres. Pare entonces, Guatemala se estaba haciendo la idea de que su próximo presidente sería una mujer. Pero no cualquier mujer, sino la mujer fuerte del gobierno de Álvaro Colom (2008-2012), la ex fiscal que encerró a decenas de políticos a partir de 2015, o la hija del fallecido golpista Efraín Ríos Montt, ex militar acusado de genocidio a comunidades indígenas y delitos de lesa humanidad.

Thelma Aldana

Aldana había iniciado con mucha fuerza, tenía muchos seguidores y era políticamente aceptada por su lucha contra la corrupción. El Movimiento Semilla se presenta como el “lado bueno de Guatemala”, los demás son los corruptos y los malos, ellos han venido a limpiar la sociedad del “pacto de corruptos”. Un discurso que ha calado mucho en el ciudadano, sin embargo, Aldana es criticada por sus intereses políticos mientras fungía como Fiscal General. Fue muy cuestionada por insistir en competir en estas elecciones, inmediatamente después de su salida del Ministerio Público.

Para el 18 de marzo se giró una orden de captura, precisamente el mismo día en que el Tribunal Supremo Electoral la había inscrito. Si Aldana había sido inscrita, la orden de captura no procedía por contar con inmunidad como candidata presidencial. Además, Aldana se encontraba en El Salvador, por lo que no había sido notificada de la captura, y la inscripción al parecer había sido válida. Pese a todo esto, el pasado 1 de abril el Tribunal Supremo Electoral de Guatemala declaró con lugar los recursos de nulidad a la inscripción de Aldana, lo que la deja fuera de la contienda electoral de este año. Una menos.

Zury Ríos

A Zury Ríos el TSE la había dejado fuera del juego desde el principio, ya que la Constitución Política de la República prohíbe que ella compita por ser hija de un expresidente golpista. Sin embargo, Ríos apeló. El 13 de febrero, la CSJ amparó a Ríos y ordenó su inscripción, Pero, el 11 de marzo la Corte de Constitucionalidad (CC) revocó provisionalmente la resolución de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que permitía la inscripción de Zury Ríos como candidata a la presidencia por el partido Valor, con esto, Ríos ha quedado fuera de la contienda electoral 2019. Una amenos.

Sandra Torres

Sandra Torres es la única de las tres que aún sigue en contienda, pero su candidatura corre peligro. Los últimos días ha sido noticia que la actual fiscal Consuelo Porras retrasó las investigaciones contra Torres, que estaban listas desde diciembre del año pasado. Torres está acusada de financiamiento electoral no registrado y asociación ilícita en la campaña 2015. Sandra Torres ha utilizado a su favor las influencias y las leyes nacionales, ya que ha logrado con base en la Ley de Feminicidio, alejar a los fiscales que la investigan. Además, días atrás, la juez Susana Salazar ha dictaminado que “que debe ser auxiliada por la Policía cuando ella lo requiera, en cualquier momento y lugar de la República de Guatemala”.

Con lo anterior la candidatura de Torres también corre peligro, por lo que en los próximos días podría quedar fuera de la contienda, y con esto las tres mujeres que al principio de la campaña electoral encabezaban las listas de preferencias, quedarían fuera, beneficiando sin duda al cuarto puesto de la tabla, Alejandro Giamattei.

Como dije al inicio, digna de una historia sacada de un buen Thriller Político, que aun sigue escribiéndose.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.