Debate presidencial en El Salvador. Un primer ejercicio democrático

democracias.com

democracias.com

Investigador Independiente
La revista digital Democracias es un espacio dedicado al análisis de los procesos políticos de la región latinoamericana. Presenta el mundo visto a través de los ojos del millennial, convirtiéndose en amplificador de las ideas disruptivas de esta generación. El principal objetivo es propiciar el debate público de las ideas, al contraste de argumentos, y la deconstrucción de los conceptos preestablecidos

El pasado domingo 16 de diciembre de 2018, la Universidad de El Salvador, máxima casa de estudios de El Salvador fue la organizadora del primer debate presidencial de la contienda 2019.

A la cita estaban invitados los cuatro candidatos que corren por la silla presidencial del país: Josué Alvarado por el nuevo partido VAMOS; Hugo Martínez, por el oficialista FMLN, Carlos Calleja, por la coalición de derecha Alianza por un Nuevo País (ARENA, PCN, PDC y DS); y Nayib Bukele, por el partido GANA.

Varios días antes de que se llevara a cabo el debate en las instalaciones de la Universidad, el candidato de GANA, Nayib Bukele informó a sus seguidores vía Twitter, que desistía de asistir a la cita, aludiendo falta de transparencia en el proceso, asegurando que el debate estaba arreglado para favorecer a las dos fuerzas políticas tradicionales. En su tweet Bukele decía que no existían las condiciones de imparcialidad en dicho debate, por lo que en su lugar convocó a la misma hora una transmisión vía Facebook Live para todos sus seguidores (su transmisión tuvo un aproximado de 50 mil espectadores).

El día del debate, como era de esperarse, el gran ausente fue Bukele, quien lidera las encuestas un mes antes de las elecciones. La cita inició las 7:30 de la noche, y contó con la participación de los tres candidatos restantes, Martínez, Calleja y Alvarado. El debate fue organizado por la Universidad de El Salvador, respaldado por el Tribunal Supremo Electoral y conducido por el politólogo Saúl Hernández (conductor de Focos TV).

El debate se configuró alrededor de tres segmentos temáticos, Economía y Pensiones, Educación, y Seguridad y Derechos Humanos. De los tres candidatos quien presento propuestas puntuales y estrategias de cómo ponerlas en marcha fue el oficialista Hugo Martínez del FMNL. En un segundo lugar en cantidad y especificación de propuestas se ubicó el opositor Carlos Calleja, y alejado en un tercer puesto, en cuanto a número de propuestas se ubicó Josué Alvarado de VAMOS.

Las propuestas más sobresalientes de los candidatos fueron:

Hugo Martínez del FMLN, propuso la incorporación del sector público como competidor en administradores de fondos de pensiones, y el aumento de las pensiones a usuarios específicos. En materia de educación Martínez propuso el aumento gradual del presupuesto, mejorar la calidad de la educación y aumentar la cobertura.

Carlos Calleja, de la coalición de derechas Alianza por un Nuevo País, propone en materia de pensiones la dignificación de las pensiones. En educación es donde más propone y de manera sistemática, ya que expone sus proyectos de fondo de becas, Infancia MIL (cobertura educativa), ingles para todos y ABC digital (tecnología). Finalmente propone disminuir las licenciaturas de cinco a cuatro años.

Josué Alvarado de VAMOS no logró articular una estrategia significativa, al contrario, su argumento era que no podía desarrollar la estrategia en un minuto y medio, por lo que invitaba a os espectadores a revisar la página del partido VAMOS, en donde se podía profundizar en las medidas.

Sobre el CÓMO

Sobre el cómo se iba a financiar las propuestas políticas hechas por los candidatos, el único que logró establecer la estrategia fue Hugo Martínez, quien indico que lo hará con la lucha a la evasión y elusión, lo que ayudará a dinamizar la economía del Estado. Por su parte Carlos Calleja no presenta una estrategia del cómo, esto no significa que no la tenga, simplemente obvio dar dicha información, que a mi juicio es el 50% de una política pública. Un error injustificable. Finalmente, Josué Alvarado, no estableció ningún cómo, pero es que tampoco se logró identificar ninguna medida, por lo que establecer un cómo habría sido un ejercicio vació y sin contenido.

Lo que sacamos de este primer debate, es un primer paso hacia el ejercicio democrático electoral, ya que se logró, en cierta medida, brindar de insumos al votante para que pueda determinar su decisión de manera informada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.